Lionel Messi ha vuelto a ser noticia en Barcelona. Pese a que se marchó de Cataluña hace más de un año, los principales diarios deportivos siguen hablando de él. Este miércoles, por ejemplo, ‘El Mundo’ reveló cuáles fueron las exigencias del argentino para renovar su contrato con el Barça en 2020.

El sensacionalista español publicó el contenido de una serie de correos electrónicos entre Jorge Messi, padre y representante del crack rosarino, sus abogados y el ex presidente Josep Maria Bartomeu y la junta directiva del Barcelona, sobre las peticiones del ’10’ para ampliar su contrato.

En ese momento, Lionel tenía un contrato de 74,9 millones de euros netos al año. Y las condiciones que puso para renovar en aquel verano de 2020 fueron las siguientes:

1. Contrato hasta 2023 con la posibilidad de ampliación unilateral para Leo Messi.

2. Salario fijo: rebaja de un 20% del salario fijo de la 2020/21, recuperando un 10% del salario en la 21/22 y otro 10% en la 22/23 con intereses del 3% anual.

3. Pago de los bonus de fidelidad pendientes de cobro con intereses.

4. Palco para las familias de Messi y Luis Suárez

5. Vuelo privado en Navidad para toda la familia a Argentina.

6. Pago de las cantidades aplazadas en la temporada 2020/21 más intereses en caso de rescisión de contrato.

7. Bonus de 10 millones de euros por firma de contrato.

8. Subida de retribuciones en caso de subida de impuestos.

9. Eliminación de la cláusula de rescisión, que quedará establecida en una cantidad de 10.000 euros.

10. Renovación de Pepe Costa.

11. Firma de compromiso del Barça para pagar a Rodrigo Messi las comisiones que se le adeudaban.

¿Por qué se marchó Messi del Barcelona?

Bartomeu legó a aceptar las condiciones impuestas por los Messi, todas menos la de rebajar la cláusula de rescisión de 700 millones a 10.000 euros; al tiempo que condicionó el pago del bonus de 10 millones a que el club regresara a los ingresos previos a la pandemia.

Por culpa de estas discrepancias ambas partes rompieron las negociaciones y la historia terminó con el envío de Leo del burofax pidiendo abandonar el club.




La negociación comenzó el 11 de junio de 2020 y, según ‘El Mundo’, el representante legal de los Messi pidió la firma de un nuevo contrato con una duración de tres temporadas aunque con posibilidad de prórroga unilateral para el jugador.

Admitió una reducción del 20% del salario fijo en la temporada 2020/21, debido a la covid, pero impuso que se recuperara un 10% en la 2021/22 y otro 10% en la 22/23, con intereses del 3% anual. Asimismo, reclamó el cobro pendiente del bonus de fidelidad que ya figuraba en su contrato en octubre de 2020 y julio de 2021, con intereses como mayor salario.

Pero desde el Barça aparcaban cualquier tipo de aumento de sueldo de Leo hasta que los ingresos del club volvieran a situarse sobre los 1.100 millones de euros.

Esta última propuesta no gustó a la familia Messi y la rechazó, provocando el fin de las negociaciones. Messi terminó quedándose una temporada más, pero el siguiente verano se fue al París Saint-Germain cuando parecía que tenía pactada su renovación con el cambio de presidencia y el regreso de Joan Laporta.