Kylian Mbappé fue el personaje del fin de semana en el fútbol europeo. Tras varios días de zozobra, finalmente anunció que se queda en el París Saint-Germain. Lo hizo antes del partido ante el Metz, por la última jornada de la Ligue 1, en el que se reportó con un nuevo hat-trick.




El crack francés solo necesitó 25 minutos para firmar su primer triplete tras renovar su nuevo contrato con el PSG. Y en sus celebraciones lo quiso dejar todo claro: quiere triunfar en el conjunto parisino y lo va a dar todo para conseguirlo. La goleada la completaron Neymar Júnior y Ángel Di María, éste último quien se despidió del club entre lágrimas.