30 jornadas de Ligue 1 necesitó el París Saint-Germain para ser el equipo que todos esperaban. Por primera vez en la temporada, Mbappé, Neymar y Messi marcaron en un mismo partido. Lo hicieron este domingo en la goleada (5-1) sobre el Lorient, en el Parque de los Príncipes.




Kylian anotó un doblete, Ney también festejó por duplicado y Leo se reportó con un golazo. Los tres cracks supieron combinar entre sí, por fin, y supieron cambiar los abucheos por aplausos. El que no se salvó de los pitos fue Sergio Ramos, quien volvió a jugar después de varios meses, pero no fue bien recibido por los hinchas parisinos.