La jornada 31 de la Premier League inició con sorpresa. El Chelsea perdió como local (1-4) ante el Brentford. Los blues, que enfrentarán este miércoles al Real Madrid, recibieron tres goles en 10 minutos. De nada sirvió el soberbio golazo de Antonio Rüdiger con el que abrieron el marcador.




Tras una primera parte sin goles en Stamford Bridge, el defensa alemán puso en ventaja al Chelsea al inicio del segundo tiempo. Antonio Rüdiger sorprendió a todos con un violento remate de larga distancia que dejó sin respuesta al portero. Sin embargo, el Brentford se llevó la victoria gracias al doblete de Vitaly Janelt y a los goles de Christian Eriksen y Yoane Wissa.