Marcelo Vieira ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una divertida entrevista concedida al programa ‘El Hormiguero’ de Pablo Motos, en la que habló de varios temas. Estas fueron las palabras de Marcelo:

CAPITÁN DEL MADRID

«No hay privilegios, primero es un orgullo ser uno de los capitanes, porque hay tres más. Es una responsabilidad muy grande. Podemos hablar con el árbitro, a lo mejor algo más fuerte, pero todos los compañeros pueden hacerlo».

AYUDAR A JÓVENES

«Intentamos ayudar a todos los niños, cuando yo llegué tenía 18 años y Sergio 19. Me han ayudado y cuidado porque esto es lo que hace el Madrid. Yo intento ayudar con alegría y trabajo, y pasarles algo de mi experiencia en el club.

Con el tiempo que llevamos los más veteranos no nos ha ido mal, si tienes la oportunidad de elegir un ejemplo somos nosotros. Si hablo con un joven que quiere salir, seguro que me va a escuchar. Yo llegué con 18 y mi mujer tenía 17, y sí que disfrutamos de la vida».

LÍDERES DE LIGA

«Tenemos que ir partido a partido. La Liga es muy difícil, quedan un montón de meses. Seguimos trabajando, estamos en la buena línea. A seguir. Ya hemos visto muchas cosas y hay que respetar a los compañeros de trabajo, porque esto no es cómo empieza, sino cómo termina».




ENFRENTAR A MBAPPÉ

«No hay que desear nada malo a nadie. Yo creo que si ganamos tenemos que hacerlo por nosotros, no porque falte alguien de ellos. Por el bien del deporte tienen que estar todos los jugadores. Que gane el mejor. No lo veo en el Madrid porque no sé el futuro».

LLEGADA DE MARCELO AL MADRID

«Vine con mi agente, en principio para conocer Valdebebas. Mis cosas estaban en Fluminense. Se lo dije a mi novia. Viajé, vi la Ciudad Deportiva, vi a Beckham, y me mandaron al Bernabéu. Me llevan a una tienda para hacerme un traje a medida, que no me lo había puesto en mi vida, y cuando llego estaba ahí el contrato.

No me lo pensé dos veces, firmé, pero fue todo muy rápido. Capello me dijo si me quería quedar hasta Navidades, pero me volví a Brasil porque tenía un poco de miedo».

PRESIÓN EN CHAMPIONS

«La presión de una final de Champions es de otro mundo. Antes de cada final no podía dormir, es una presión muy grande. Luego en el partido los nervios se van. Es muy bonito también representar a tu país, soy un brasileño jugando en Europa».

ENFRENTAR A RAMOS

«Para mí es un hermano mayor, me ayudó mucho en mi carrera, dentro del club. Recuerdo un día que estaba muy nervioso, después de ganar una Champions, y él me dijo que subiera a poner la bufanda a La Cibeles.

No tenía por qué hacerlo, es un momento suyo. Yo dije que no porque estaba cagado, pero al final subí. Esa foto dice mucho, siempre le estaré agradecido. Sería raro que jugara contra nosotros, a lo mejor nos pasamos la pelota».

SEGUIR DE BLANCO

«Estoy muy tranquilo, en el club de mi vida, tengo en mi cabeza jugar hasta que mi hijo crezca y pueda jugar con él. Quiero seguir al alto nivel. Ahora tenemos partidos importantes, soy capitán del mejor equipo del mundo y estoy muy tranquilo, me siento muy arropado. No pienso más allá, todo tiene un fin, me gustaría seguir y retirarme aquí, pero no soy yo el que decido».