La mejor atajada del fin de semana (y probablemente del año) se vio el pasado domingo en México. Carlos Acevedo, portero del Santos Laguna, detuvo cuatro remates de manera consecutiva en la misma jugada. Su exhibición bajo los tres palos terminó salvando la victoria (1-2) ante el Cruz Azul.




La cuádruple atajada comenzó con el penalti que le detuvo a Uriel Antuna. En el rebote, el propio delantero remató, pero una vez más apareció el arquero. Posteriormente, llegaron dos disparos más, pero Carlos apareció por tercera ocasión consecutiva para impedir el gol. Una increíble acción por la que fue comparado con Richard Textex, el famoso arquero de los Súper Campeones.