Pedri González ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras lesionarse en la semifinal de la Supercopa de España, el joven centrocampista concedió una entrevista a la revista ‘GQ Sports’, en la que habló de varios temas. Estas fueron las palabras de Pedri:

VIDA EN BARCELONA

«Muy tranquila. Cuando no tengo que entrenar, lo que más me gusta es estar en casa viendo series o jugando a juegos de mesa, al ping-pong o a la Play con mi hermano. Sigo viviendo con él, y mis padres ahora nos visitan a menudo; al principio, con la Covid era más difícil.

Aparte ya tengo unos cuantos amigos, incluidos el resto de jóvenes del equipo, como Ansu, Eric, Nico, Gavi y ahora Ferran Torres».

XAVI COMO ENTRENADOR

«Como barcelonista es un orgullo; como futbolista, y centrocampista como yo, un privilegio. A Xavi no lo conocía personalmente y, aunque no tenía dudas, en el día a día está demostrando que sabe de fútbol como pocos.

Tengo claro que todos vamos a aprender y mejorar a su lado, tanto personal como grupalmente. Con él, y con el equipo que está formando, nos vamos a llevar muchas alegrías».

Pedri jugando con Messi

SALIDA DE MESSI

«A Leo le agradeceré siempre que me ayudase mucho tanto en el campo como personalmente. Jugar con él era muy fácil, por algo es el mejor del mundo, y lógicamente nos ha costado acostumbrarnos a no tenerlo al lado.

Pero, sinceramente, ahora creo que estamos haciendo un equipazo, con mucha gente joven. Todos tenemos la oportunidad de dar un paso adelante».

EVOLUCIÓN DE PEDRI

«Estos meses parado me han ayudado a madurar, a ver en qué tengo que trabajar y mejorar, y a darme cuenta de que todo ha ido muy rápido y he sido un privilegiado. Pero, obviamente, no me arrepiento de todo lo que me ha pasado ahora. No cambiaría nada».

LA NUEVA GENERACIÓN

«Eso es mucho decir, porque hablamos del mejor Barça de la historia, pero sí estoy seguro de que estamos en el camino correcto para lograr muchos éxitos en los próximos años. Este club siempre tiene que luchar por ganar todos los títulos».

EL FÚTBOL MODERNO

«Ha cambiado sobre todo a nivel físico, que cada vez la exigencia y el ritmo de los partidos son mayores. Hay que trabajar más en ese sentido, y yo mismo lo estoy haciendo para ganar masa muscular, pero la cabeza sigue siendo lo más importante. Te permite actuar antes que el rival para adelantarte».