Toni Kroos sigue siendo noticia en el fútbol mundial. Tras ser figura del Real Madrid en la Supercopa de España, recordó en el podcast de su hermano Felix ‘Einfach mal Luppen’ algunas anécdotas del Mundial de Brasil 2014. Estas fueron las palabras de Toni Kroos:

FINAL CONTRA ARGENTINA

«Estoy tratando de revivir aquel día. El partido era a las 16:00, hora local en Río, en Alemania creo que eran las 21.00. Recuerdo que en realidad dormí un poco más inquieto la noche anterior. Pero no fue por la final, fue porque Jessi (su mujer) voló la noche antes y solo vino de Alemania a la final.

Yo llevaba allí seis semanas y no nos veíamos desde entonces. Entonces dijimos que bueno, para la final. Creo que aterrizó a las 6 de la mañana».

ANTES DEL PARTIDO

«No desayuné, solo almorcé. Tomar algo antes del partido está bastante bien. Después recuerdo que siempre estaba hablando de tonterías antes de los partidos en el estadio con José Meneses, el jefe de seguridad de la selección, pero me dijo que ese día no había tonterías».

MENSAJE DE GUARDIOLA

«Aún no estaba claro en qué club jugaría cuando volviera y Pep Guardiola me escribió y me deseó todo lo mejor para la final, pensé que era bastante agradable».

Toni Kroos Bebiendo Cerveza

DESPUÉS DEL PARTIDO

«Luego ganamos la final y fue agradable poder abrazar a mi mujer después de seis semanas, poco después del pitido final. También charlar con Angie, Angela Merkel, en el vestuario fue agradable. Hablamos un poco sobre Mecklemburgo-Pomerania Occidental (la región donde nació el futbolista)».

TONI KROOS DEJÓ EL ALCOHOL

«A partir de ese momento me propuse tomar un tequila con todos esa noche, pero fracasé estrepitosamente. Tras la final de la Champions contra el Chelsea (2012) recuerdo estar bebiendo de la frustración. Estuvimos cerca de necesitar un médico de emergencia. No había otra manera de aliviar el dolor.

Bebí chupitos de tequila porque era lo único que me caía bien. Al día siguiente no me sentía bien y ese fue el punto en el que dije que beber alcohol no hace ningún bien. No pude mirar el tequila esa noche y lo dejé por completo. No me dolió y no lo extraño».