Carlos Casemiro sigue siendo noticia en el fútbol mundial. Tras perderse el último partido ante el Granada, concedió una entrevista a la ‘Revista Panenka’ en la que repasó su exitosa carrera deportivas. Estas fueron las palabras de Casemiro:

SU SECRETO

«Siempre fui un enfermo del fútbol. Y siempre era el más joven del equipo. Si mi partido se jugaba un sábado a las 5, llegaba a la 1 y preguntaba por si faltaba algún jugador en el partido anterior. Me apuntaba a todo, ya fuera de portero, central, lateral o mediocentro.

Para mí era muy fácil cambiar de posición. Porque disfrutaba en todas. No me enfadaba si me ponían de lateral o de portero. Me daba igual. No fue difícil renunciar a ser delantero y adaptarme al centro del campo. Por eso una de mis virtudes es la adaptación al partido.

No solo en cuanto a la posición. Si es un partido bonito, sé jugarlo. Si es un partido feo, sé jugarlo. Si hay que pelear, ahí estoy. Si hay que disfrutar, también. Esa adaptación es el reflejo de mis ganas de jugar en cualquier lado desde que era niño».

ELOGIOS DE ANCELOTTI

«Ancelotti me decía el otro día: ‘eres de los pocos que pueden jugar de forma seria un partido muy bonito y también un partido feo’. Rápidamente me dije: ‘prepárate porque vas a ser titular en Copa contra el Alcoyano’. Supongo que viene de mi infancia. Me adapto a cualquier partido y a cualquier tipo de juego».

ELOGIOS DE CASEMIRO A MESSI

«¡Es imposible echar de menos a Messi! También te digo: se nota su ausencia, se nota todo lo que representaba para el Barcelona. Es un jugador que enamora a todo el mundo que lo ve. Si te encanta el fútbol, te encanta Messi. Está entre los tres mejores de la historia.

Después de dejar el Barça y, en este momento de transición, se ve la importancia que tenía para el equipo. Por eso es un icono del club. En nada vendrá otra vez al Bernabéu, pero estaremos preparados. Porque es imposible que pare a Messi yo solo. Los compañeros deberán ayudarme. Contra el PSG veremos un partidazo».

CRISTIANO Y MESSI

«Es normal, nosotros no nos hemos dado cuenta porque los teníamos al lado, pero tanto Messi como Cristiano han transformado el fútbol. Antes los máximos anotadores de la temporada marcaban 20 o 25 goles. Y llegan estos dos y empiezan a marcar 40, 50 o 60. Parecía imposible. Cambiaron este deporte. Cristiano marcó más goles que partidos en el Real Madrid. Es una cosa de locos.

Cuando un jugador así deja el equipo, es normal que este lo eche de menos. Marcaron época. Pero creo que la clave es cambiar cuanto antes. El Barça debe adaptarse a esta nueva realidad. El Madrid se readaptó a la situación. Y el Barça lo hará, seguro. Porque estos clubes son los más grandes del mundo y han tenido siempre a los mejores de la historia».

EL TRABAJO SUCIO

«¡Esos son mis goles! ¡Esas son mis asistencias! Eso es lo que más disfruto del fútbol, cuando robo balones. Cuando termina el partido lo primero que quiero ver es cuántas recuperaciones e intercepciones de tiro a portería he realizado. Esos son mis números. Revelan cuánto he ayudado al equipo».