Carlos Casemiro protagonizó una de las acciones más divertidas del fin de semana. En el minuto 57, el brasileño se tiró al suelo y acabó haciéndole falta al árbitro. Tras darse cuenta, se echó a reír y pidió la tarjeta amarilla al propio Hernández Hernández.

La peculiar jugada sucedió en la victoria del Real Madrid (0-1) sobre el Real Betis, en la jornada 3 de la Liga Santander. Un solitario gol de Daniel Carvajal fue suficiente para que los blancos se llevaran los tres puntos del Estadio Benito Villamarín. El equipo de Carlo Ancelotti es uno de los seis líderes que tiene la Liga Española.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!