Aissa Mandi marcó un insólito autogol en el empate del Villarreal (2-2) ante el Atlético de Madrid. El defensa marroquí quiso ceder la pelota a su portero, pero ésta terminó en el fondo de la red. Gerónimo Rulli se resbaló y no pudo evitar el increíble tanto.

Como si fuera poco, el autogol de Mandi, que competirá por ser el más absurdo de la temporada, llegó al minuto 90+5. Antes, Luis Suárez había marcado para los locales y Manuel Trigueros y Arnaut Groeneveld para los visitantes. Finalmente, hubo repartición de puntos en el Wanda Metropolitano y se salvó el invicto de los colchoneros.










ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!