Argentina derrotó a Chile (1-2) en el partido más atractivo de la jornada. La Albiceleste se impuso gracias a los goles de Di María y Lautaro; La Roja había igualado a través de Brereton. Sin embargo, lo más destacado del encuentro fue el insólito ‘banderín’ que uso el árbitro asistente.

Los brasileños Fabricio Vilarinho y Rodrigo Figueiredo se presentaron al partido sin sus banderines. Según el ‘Diario Olé’, los líneas olvidaron su principal instrumento de trabajo en el hotel y tuvieron que recurrir al ingenio para arreglarse la bochornosa situación: un chaleco reflectivo. ¡Cosas que solamente pasan en Sudamérica!