Domingo agridulce para el París Saint-Germain. La alegría generada por el debut de Sergio Ramos, contrastó con la tristeza que provocó la nueva lesión de Neymar Júnior. Esto pasó en la victoria (1-3) sobre el Saint-Étienne, en la que Lionel Messi metió un ‘hat-trick’ de asistencias.

Pensar que los locales empezaron ganando con un gol de Denis Bouanga. Sin embargo, los visitantes le dieron vuelta al marcador a través de Marquinhos (doblete) y Ángel Di María. Los tres tantos del PSG nacieron en los pies del ex-capitán del Barcelona. El ex-capitán del Real Madrid, por su parte, volvió a jugar después de 207 días ausencia por lesión.