Sergio Agüero confesó que su expectativa era jugar con Lionel Messi, pero a pesar de su salida quiere seguir en el equipo culé.

El delantero argentino ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Tras debutar de manera oficial con el Barcelona ante el Valencia, concedió una entrevista al diario ‘El País’ en la que habló de todo. Estas fueron las palabras más destacadas de Agüero:

EXPONERSE EN TWICH

«No tiene nada que ver lo que sentís cuando hacés un streaming respecto de lo que te pasa cuando ves que salís en los medios de comunicación porque tenés una determinada pareja. Eso sí que lo trato de evitar. En ese sentido, no me interesa exponerme. Pero también tengo claro que soy una persona pública».

MUERTE DE MARADONA

«Mal, muy mal. Tenía partido de Champions ese día. Cuando me enteré, pensé que era mentira, como tantas otras veces. Pero como veía que cada vez lo decía más gente, le pregunté directamente a la mamá de Benjamín. Me acuerdo hasta lo que le pregunté. ‘¿Es verdad o no?’, le escribí. Me contestó que sí».

Sergio Agüero en Barcelona

REACCIÓN DE BENJAMÍN

«Pensaba en mi hijo. En que lo tenía que llamar. Me preocupaba mucho cómo se iba a enterar de la noticia. Cuando pudimos hablar, ya lo sabía por un compañero de colegio. Diego y Benja se llevaban muy bien. Diego era un fenómeno con mi hijo. Y Benja lo amaba».

MESSI Y CRISTIANO

«La diferencia conmigo es futbolística. Ese talento viene de fábrica. Cristiano es más delantero que Leo. Y lo que tiene él, como todo goleador, es que cuando está con confianza hace goles, goles y goles».

NIVEL DE AGÜERO

«Jugaba para ser el mejor del mundo. En el City hice las cosas muy bien para que la hinchada y los periodistas me pudieran valorar como a uno de los mejores del mundo. Sé, claramente, que hay otros mejores y no tengo problema en reconocerlo. Pero me fue bien. Estuve a un nivel alto y gané muchos títulos».

BALÓN DE ORO

«Muchas veces pensé qué era lo que me faltaba. Y un día le pregunté a Leo. Me dijo que para tener chances de ganar el Balón de Oro tenía que ganar la Champions. Y tiene razón. Es importante también el tema de copas con las selecciones».

PROBLEMAS CON GUARDIOLA

«No. Jamás discutí con él. Sí tuvimos que aclarar cosas. Cuando llegó, como no nos conocíamos, tuvimos una etapa un poco de tanteo. Los últimos tres años fueron fantásticos. Nada que decir. Es un entrenador que siempre quiere el máximo. Le da lo mismo si tiene que dejar fuera del equipo al que había marcado tres goles en los últimos partidos. Le da lo mismo el nombre del jugador. Salvo que sea Messi».

LLEGADA AL BARCELONA

«Vamos a ser sinceros. ¿Qué jugador no quiere estar en el Barça? Yo te diría que a la mayoría de los futbolistas les gustaría vestir esta camiseta, por más que el Barça esté bien o mal. Llegué con la expectativa de jugar con Leo y de que se armara un buen equipo, que era lo que el club trataba de hacer. Cuando me llamaron pensé: ‘Me da igual lo que me paguen. Me pongo bien y voy a ayudar al equipo en lo que más pueda'».

SALIDA DE MESSI

«Fue un momento de shock. Él estaba muy mal. Cuando me enteré no lo podía creer. Ese sábado lo fui a ver a su casa. Y, por mi personalidad, como no lo veía bien, intentaba hacer que se olvidara de lo que había pasado. Veía que estaba medio apagado y lo intentaba distraer. Le contaba de mi equipo de Esports y las cosas que estábamos haciendo».