Ronnie Brunswijk se convirtió en el jugador más veterano en disputar un partido internacional oficial de clubes. Con 60 años y 198 días, el surinamés estuvo 28 minutos sobre el campo en la derrota del Inter Moengotapoe (0-6) ante el Deportivo Olimpia.

Ronnie es el dueño del Moengotapoe y sorprendió a todos cuando saltó al césped con el brazalete de capitán para disputar el partido de ida de los octavos de final de la Liga de la Concacaf. Brunswijk, quien actualmente es el vicepresidente de Surinam, al final del encuentro repartió billetes de 100 dólares.

Este político sudamericano es un personaje acostumbrado a convivir con la polémica desde su adolescencia al estar vinculado con el tráfico de drogas y con el mundo de las guerrillas. Padre de 50 hijos, ladrón de bancos en su juventud, propietario de una mina de oro y ahora también futbolista profesional; para completar el currículo vital de un personaje digno de estudio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS