Patrik Schick marcó un doblete en la victoria de República Checa (0-2) sobre Escocia. El extremo abrió el marcador con un golazo desde la mitad de la cancha, que se postula desde ya como el mejor de la Eurocopa. Un remate de 50 metros con una curva impresionante.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!