Takefusa Kubo marcó un increíble tanto en la goleada de Japón (4-0) sobre Jamaica. El joven centrocampista remató raso y metió la pelota entre las piernas de cuatro rivales. Una genialidad que lo confirma como futura estrella de los Juegos Olímpicos de Tokio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!