Srdjan Obradovic, árbitro de Serbia, fue condenado a 15 meses de cárcel y 10 años de inhabilitación por un penalti que se inventó. La polémica jugada se presentó durante el partido entre el Spartak Subotica y el Radnicki Nis, en mayo de 2018.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!