Luis Suárez confesó que lo que más le dolió es que en el Barcelona le dijeran que ya era mayor y no podía jugar al máximo nivel.

El atacante uruguayo sigue siendo noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una entrevista concedida a la revista ‘France Football’, en la que reveló nuevos detalles de su salida del equipo catalán. Estas fueron las palabras de Suárez:

«El Barcelona me echó, me dijeron que ya no contaban conmigo. Otra cuestión es si todavía tienes un contrato plurianual y el club quiere venderte. Pero el club indicó que de todos modos ya no me tenían en cuenta. Simplemente ya no me querían. Merecía un cierto respeto.

Lo que realmente me molestó fue que me dijeran que era mayor y que ya no podía jugar al máximo nivel, estar a la altura de un gran equipo. Eso es lo que me disgustó.

Si no hubiera mostrado nada en el Barcelona durante tres o cuatro temporadas lo habría entendido. Pero he marcado más de 20 goles cada temporada. Siempre he tenido buenas estadísticas, sólo por detrás de Messi. Llegué a cierto nivel en Barcelona durante seis años e hice lo que se esperaba de mí.

Luis Suárez en Barcelona

No iba a ser feliz donde la gente ya no me quería, pero este cambio fue bienvenido después de todo lo que había vivido en el Barça y por las formas de la salida. Me atraía jugar en el Atlético de Madrid, un club ambicioso. Mucha gente todavía se pregunta por qué elegí al Atlético».

LLEGADA DE SUÁREZ AL ATLÉTICO

«Quería cambiar. Lo más difícil es cuando tienes una familia que desde hace seis años está acostumbrada a vivir en el mismo lugar. Tener que explicarles a mis hijos que vamos a cambiar cuando tengan sus amigos y sus hábitos en Barcelona, eso fue lo más difícil.

Pero también hay que ver el lado positivo: no iba a ser feliz donde la gente ya no me quería. Ahora mi familia siente que estoy feliz y eso es lo principal.

Lo esencial es la mente. Es muy importante ser fuerte en tu cabeza y sentir que tienes los medios para revertir situaciones difíciles. Siempre ha sido una de mis características: nunca me rendí, ni siquiera en momentos difíciles.

Es una cuestión de autoestima. Después de todos estos años en el Barcelona, quería demostrar que todavía puedo ser útil al más alto nivel, dentro de la élite española.

Lo que me motiva es estar en un club que no ha ganado la liga desde hace tiempo y que aspira a ello. Pero también un club que tiene las mismas ganas que yo de ganar la Liga de Campeones. El nivel competitivo de este club es increíble y se corresponde con el mío, a mi orgullo y a mi voluntad de seguir ganando, aunque tenga 34 años.

En los últimos años decían que era fácil marcar cuando juegas al lado de Messi. Ahora sigo marcando y siento que se le da más valor a lo que hago. Yo sé lo que valgo. No solo marcaba porque jugaba junto al mejor jugador del mundo en un club como el Barça. También por mi calidad».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!