Jackson Martínez confesó que jugó dos años con muchos sufrimientos, razón por la que decidió acabar su carrera deportiva.

El chocoano, de 34 años, sigue siendo noticia en el fútbol colombiano. Esta vez es por cuenta de una entrevista concedida al diario ‘EL PAÍS’ de Cali, en la que reveló por qué se retiro del fútbol profesional. Estas fueron las palabras de Jackson:

«No fue una decisión tomada de la noche a la mañana. Si hubiera sido por mi seguiría jugando, han sido años gratos, pero desde 2015 cuando sufrí la lesión han sido muy complicados para mí porque no pude jugar en óptimas condiciones.

Tuve muchas dificultades y las dos últimas temporadas fueron muy complicadas, con mucho dolor en el tobillo y físicamente muy limitante.

Cuando termina la temporada consultó medicamente si podía continuar y la recomendación fue que no siguiera forzando, sin embargo, lo intenté en estos últimos cuatro meses trabajando fuerte, sentí una mejoría, pero luego de varios de entrenamientos tomé la decisión y pensé que el cuerpo me daba señales para detenerme.

Retiro de Jackson Martínez

Llevaba cuatro meses sin entrenar en campo, salgo de la última sesión de trabajos y ya sentí aumento de dolor, y lo hablé con mi esposa y mis hijos. Ellos fueron las primeras personas que conocieron la decisión.

Ha habido muchísimas lágrimas. Mi esposa me ha venido acompañando en este proceso con oraciones, ella siempre se preocupó por mi salud y mi decisión le da tranquilidad. Esto es lo más sabio, tengo una familia y lo más sensato es pensar en ellos».

LESIONES DE JACKSON MARTÍNEZ

Sufrí muchos traumas en el tobillo. Desde que estaba en el Medellín sufría de esguinces por la forma de mis pies, no fueron de gravedad, lo manejaba con plantillas. La lesión de 2015 me marcó porque cuando volví a jugar yo sabía que no estaba bien y posteriormente en China padecí de una nueva lesión fuerte, pude ser operado con anterioridad, pero no se dio.

El mejor momento de mi carrera fue con el Porto. Allí tuve la posibilidad de jugar mi primera Liga de Campeones, estuve posicionado como uno de los mejores delanteros, salí goleador en tres temporadas, pude flotar a otra dimensión.

Cuando las cosas no salen bien, nosotros convertimos eso en una decisión errada, no siempre es así. Me arrepiento de todo lo que yo hice mal. Cuando tuve la lesión en el Atlético, yo sentía que estaba encajando en la idea del entrenador y luego a China fui lesionado.

Me reciben con esa lesión, pero no soy médico para decir que requiero de una operación. Estando en China tuve una fractura de tibia y eso prácticamente acabó con mi competencia a un alto nivel.

Todos los momentos fueron únicos. Fue un tiempo muy hermoso con la Selección Colombia. Uno siempre quiere jugar más y demostrar lo que tienes para aportar. El Mundial fue un anhelo desde niño, recuerdo que soñaba jugar un Mundial, en esa época admiraba a Ronaldo ‘El Fenómeno’.

Luego tuve la posibilidad de conocerlo, con un lapicero ponía el 9 en una camisa con la que jugaba siendo chico y le colocaba el nombre de Ronaldo, siempre anhelaba con representar a mi Chocó. Estando en Brasil 2014 lloré porque pude cumplir ese sueño.

El fútbol como toda actividad en la vida necesita de disciplina, esfuerzo y dedicación. Yo pongo mi ejemplo, jugué dos años con muchos sufrimientos y mi mente intentaba sobreponer a lo que mi cuerpo podía realizar. El fútbol transciende muchas más allá de una bola y de un campo. Es una carrera de persistencia y me enseñó a ser resiliente».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!