Christian Eriksen le anotó un gol olímpico a David Ospina, en el empate del SSC Napoli (1-1) ante el Inter de Milán.

El pasado viernes regresaron las emociones del fútbol italiano. Tras varias semanas de espera por culpa de la pandemia del Coronavirus, la pelota volvió a rodar finalmente en el país lombardo. Los partidos de vuelta de las semifinales de la Copa de Italia marcaron el retorno a la actividad.

El encargado de abrir las acciones fue la Juventus FC de Cristiano Ronaldo. Los bianconeri igualaron (0-0) con el AC Milan y se convirtieron en los primeros finalistas. Todo gracias al resultado de la ida (1-1) como visitantes. Lo más destacado del compromiso fue el penalti errado por CR7 y la expulsión de Ante Rebić por una patada en el pecho a Danilo da Silva.

Video ThumbnailChristian Eriksen le anotó un gol olímpico a David Ospina, en el empate del SSC Napoli (1-1) ante el Inter de Milán. El pasado viernes regresaron las emociones del fútbol italiano. Tras varias semanas de espera por culpa de la pandemia del Coronavirus, la pelota volvió a rodar finalmente en el país

El equipo de Mauizio Sarri tuvo que esperar 24 horas para conocer al rival con el que luchará por el título. Será un viejo conocido, el SSC Napoli de David Ospina, que empató (1-1) con el Inter de Milán. Los azzurri también terminaron clasificando a la final gracias al resultado de la ida (0-1). Aunque el partido decisivo estuvo lleno de emociones.

El gran protagonista del encuentro fue el portero colombiano. Ospina estuvo involucrado en todas las acciones importantes del juego. Se vio comprometido en el gol olímpico de Christian Eriksen, inició la jugada del tanto de Dries Mertens y realizó un par de atajadas determinantes. Su influencia fue tal que terminó siendo elegido como el mejor jugador del partido.

Video ThumbnailChristian Eriksen le anotó un gol olímpico a David Ospina, en el empate del SSC Napoli (1-1) ante el Inter de Milán. El pasado viernes regresaron las emociones del fútbol italiano. Tras varias semanas de espera por culpa de la pandemia del Coronavirus, la pelota volvió a rodar finalmente en el país

Pese a su recital bajo los tres palos, David no podrá jugar el próximo 17 de junio en el Estadio Olímpico de Roma. El colombiano tendrá que conformarse con la satisfacción del deber cumplido. Fue amonestado en el minuto 79 y por acumulación de tarjetas amarillas se perderá la final. ¡Su primera final en Italia!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!