Daniel Batz, portero del FC Saarbrücken, le detuvo cinco penaltis al Fortuna Düsseldorf en los cuartos de final de la Copa de Alemania.

Los arqueros siguen siendo protagonistas en el fútbol mundial. Algunos, como Ter Stegen y Courtois, se hicieron notar con sus atajadas en el Superclásico de España; y otros, como De Gea y Maubleu, fueron noticia por sus fallos bajos los tres palos.

Pero el guardameta que más ha dado de qué hablar es Daniel Batz. El portero del FC Saarbrücken, equipo de la cuarta división de Alemania, lideró la clasificación de su equipo (7-6) ante el Fortuna Düsseldorf atajando cinco penaltis. Una increíble actuación bajo los tres palos que le está dando la vuelta al mundo.

La exhibición de Batz comenzó en los minutos finales del encuentro, que terminó empatado (1-1) en el tiempo reglamentario, con su primer penalti atajado. Luego, ya en la definición desde los once metros, detuvo cuatro lanzamientos más. Sus paradas desataron la locura en el Ludwigsparkstadion y convirtieron al Saarbrücken en el primer equipo de la cuarta división que avanza a las semifinales de la Copa de Alemania.

Video ThumbnailDaniel Batz, portero del FC Saarbrücken, le detuvo cinco penaltis al Fortuna Düsseldorf en los cuartos de final de la Copa de Alemania. Los arqueros siguen siendo protagonistas en el fútbol mundial. Algunos, como Ter Stegen y Courtois, se hicieron notar con sus atajadas en el Superclásico de España;

Como si fuera poco, Daniel también fue uno de los ejecutantes de su equipo en la tanda. Es decir, además de atajar cinco penaltis en el partido marcó uno. Una verdadera hazaña bajo el arco que pasará a la historia. Ni los hinchas, ni los jugadores podrán olvidar el día en el que eliminaron al Fortuna Düsseldorf.

¿Cómo atajar penaltis si eres portero?

Cuando se trata precisamente de intentar tapar un tiro penal, los expertos que han estudiado miles de ejecuciones han llegado a la siguiente conclusión: los arqueros atajarían más remates desde los doce pasos si se quedaran parados.

La mayoría escoge un palo y vuelan hacia allá una fracción de segundo antes de la ejecución. El problema es que casi todos los pateadores ejecutan el penal con la cabeza levantada, esperando el movimiento del portero para modificar el disparo.

Al quedarse quieto, el arquero coloca toda la presión en el jugador, que entonces debe pegarle fuerte y esquinado, lo que aumenta considerablemente su margen de error. No queda duda de que esta fue la técnica escogida por el portero alemán para atajar cinco penaltis en el mismo partido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!