David Ospina se reivindicó con los hinchas del Napoli atajando un penalti en la victoria (2-0) ante el Perugia, en la Copa de Italia.

El fútbol, al igual que la vida, te da revancha. Muchas veces lo hace en el mismo partido, otras en el siguiente, pero siempre te da la opción de remendar un error. Puedes pasar de villano a héroe en poco tiempo y reivindicarte con tu gente.

Precisamente eso es lo que le ha pasado a David Ospina esta semana con el SSC Napoli. El pasado sábado cometió un error que le costó la derrota ante la SS Lazio y este martes atajó un penalti que valió la clasificacion ante el Perugia Calcio. Los ‘Gli Azzurri’ avanzaron a la siguiente ronda gracias, en gran parte, al trabajo del portero colombiano.

Pese al inconformismo por parte de los jugadores napolitanos tras la decisión del árbitro central de sancionar la pena máxima, Ospina se agigantó y pudo detener el remate de Pietro Iemmello. La alegría fue total para el antioqueño. Sus compañeros, quienes saben de los momentos difíciles que ha pasado el arquero, se lanzaron sobre él para celebrar como una anotación la atajada.

David Ospina se reivindicó con los hinchas del Napoli atajando un penalti en la victoria (2-0) ante el Perugia, en la Copa de Italia. El fútbol, al igual que la vida, te da revancha. Muchas veces lo hace en el mismo partido, otras en el siguiente, pero siempre te da la opción de remendar un error. P

El guardameta cafetero aprovechó su segundo partido consecutivo como titular para demostrar sus condiciones; estuvo acertado bajo los tres palos y puso a pensar a Gennaro Gattuso. El entrenador italiano tendrá que pensar muy bien antes de elegir su arquero, cuando Alex Meret vuelva a estar disponible.

Alegría para David y para el Napoli

‘Los Partenopeos’ se han dado una alegría tras dos derrotas consecutivas frente a Inter y Lazio que le han relegado a la 11ª posición de la Serie A. La victoria sobre el Perugia permite al rival del Barcelona en Champions avanzar a cuartos de final, donde se medirá al ganador de la serie entre Lazio y Cremonese.

El partido se decantó gracias a dos goles de penalti de Lorenzo Insigne; el primero -por un derribo sobre Hirving Lozano- lo lanzó a la derecha y el segundo -por mano dentro del área- a la izquierda. La titularidad del mexicano fue otra de las noticias del partido: no salía de inicio desde el 7 de diciembre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!