Cristiano Ronaldo y Neymar Júnior son algunos de los jugadores de fútbol que han pedido cosas surrealistas en sus contratos.

Los futbolistas cada vez son más estrellas y menos deportistas. Aunque algunos rompen el molde, la tendencia es que cada vez ganan más dinero por sus apariciones en los medios que por su rendimiento dentro del campo de juego.

Si a esto le sumamos la idolatría exagerada con la muchas personas miran a los jugadores de fútbol, tenemos como resultado personas excéntricas y caprichosas. Lo dicho queda una vez más comprobado con este listado que ha publicado el diario ‘MARCA’ de España. En él se revelan las exigencias más surrealistas de las estrellas del deporte rey.

EL LUJO DE RONALDINHO

El brasileño será recordado por su magia y por sus excentricidades. Un buen ejemplo son las condiciones que puso al Querétaro de México para firmar un contrato. La lista de Ronaldinho sorprendió a los dirigentes del equipo: una casa con piscina, una cancha de fútbol playa, otra de fútbol siete y cuatro mayordomos.

LA ISLA DE GERVINHO

El fútbol chino tentó al marfileño y él pareció a aceptar las condiciones económicas. Sin embargo, el extremo se desmarcó con unas peticiones fuera de lo común que acabaron rompiendo el contrato. Gervinho exigió una playa privada, una mansión para toda su familia, un helicóptero y billetes de avión para viajar cuando quisiese a su país.

Título

💰 Jugadores de Fútbol más Ricos

LOS VIAJES DE MARADONA

El argentino vivió una experiencia como técnico en Dubai que no terminó nada bien, aunque tampoco empezó de la mejor manera. Y es que el Diego exigió, antes de firmar su contrato, un jet privado para viajar a España y poder visitar a su hija y a su nieta. El Al Wasl aceptó aunque despidió a Maradona un año después.

LOS HOTELES DE NEYMAR

Otro brasileño que se pasó de la raya con sus peticiones. En pleno coqueto con el PSG, el padre de Neymar deslizó unas condiciones casi imposibles de cumplir. 25 millones de euros de sueldo, cubrir toda la deuda con Hacienda y una cadena de hoteles con su nombre. Al-Khelaifi no aceptó y se frustró el traspaso. Poco tiempo después ambos sí llegarían a un acuerdo con un sueldo todavía más alto de las exigencias del crack.

LA CONFIDENCIALIDAD DE CRISTIANO

El astro portugués exigía a sus empleados una durísima cláusula de confidencialidad. Tal es la obsesión de CR7 por mantener en secreto su intimidad que los trabajadores de su casa tienen prohibido contar nada hasta 70 años después de la muerte de Crisitiano Ronaldo o el último de sus familiares.

EL DESEO DE ADEBAYOR

El delantero togolés estuvo cerca de fichar por el Lyon, pero sus exigencias terminaron por romper el acuerdo. Adebayor pidió una mansión con vistas a Córcega, un helicóptero, un chef privado y el número 10 de Lacazzette. Al conocer las intenciones del delantero, el equipo francés no tardó en desechar su fichaje.

EL CASTILLO DE LAVEZZI

El extremo argentino abandonó el PSG y se marchó a la liga china para ser el mejor pagado del mundo. Sin embargo no quedó totalmente contento con el trato y exigió dos casas totalmente amuebladas, dos coches, chófer y cocinero particular.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!