Mustafa Mohammed, defensa de Irak, vio la roja directa tras darle una patada en el rostro a Ahmed Dhabaan, delantero de Yemen.

La primera jornada futbolera en días laborales de diciembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde hubo actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en los diferentes torneos. Estamos hablando de competiciones locales como la Premier League de Inglaterra y la Ligue 1 de Francia, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Mustafa Mohammed Jebur Maslukhi. Sucedió en el deslucido empate de la Selección de Yemen (0-0) ante la Selección de Irak, en partido valido por la jornada 3 del Grupo A de la Copa del Golfo.

La jugada más surrealista de la semana se vivió el pasado lunes en Catar. Mustafa Mohammed, zaguero de la Selección de Irak, le dio una patada en la cara a Ahmed Dhabaan, atacante de la Selección de Yemen. El agresor se sorprendió al ser expulsado por el árbitro.

Lo más curioso de la jugada fue que el juez no se dio cuenta en el momento de la violenta infracción y tuvo que recurrir al VAR, para decidirse por la tarjeta roja. Por suerte, el agredido no sufrió consecuencias del planchazo en la cara y pudo seguir jugando. Aunque, Irak terminó ganando el encuentro por goleada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!