Jürgen Klopp reveló que antes de un partido le habló a los jugadores de Rocky e Iván Drago, pero acabó avergonzado de sí mismo.

El entrenador alemán sigue siendo noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una entrevista, concedida a ‘The Players Tribune’, en la que cuenta una insólita anécdota que vivió como entrenador del Dortmund.

PARTIDO CONTRA EL BAYERN
«La noche antes reuní a todos en el hotel para hablar del partido. Estaban todos sentados, con todas las luces apagadas. Comencé a reproducir escenas de ‘Rocky IV’ en un vídeo. La película de Iván Drago, un clásico para mí.

Les puse una escena en la que científicos están estudiando a Drago y les dije: ‘Véis, el Bayern es Iván Drago. ¡Tienen lo mejor de todo! ¡La mejor tecnología! ¡Las mejores máquinas, son imparables!’. Después vieron a Rocky Balboa entrenando en Siberia en su pequeña cabaña de troncos, cortando pinos y cargando en la nieve y corriendo hasta la cima de la montaña».

JUGADORES DEL DORTMUND
«Esos somos nosotros, somos rocosos, más pequeños, sí. ¡Pero tenemos pasión, el corazón de un campeón. Podemos conseguir lo imposible! Seguí y seguí hablando y en un momento miré a mis muchachos para ver su reacción. Esperaba que estuvieran de pie en sus sillas, listos para correr por una montaña en Siberia como locos. Pero no, todos estaban sentados allí, mirándome con ojos muertos, en blanco.

Klopp Entrenador Dortmund

Me miraban como preguntándose que de qué demonios está hablando este loco. Ahí es cuando me dije: ‘Espera, ¿cuándo salió Rocky? ¿Cuándo salió Rocky IV? ¿1980 o algo así? ¿Cuándo nacieron estos niños?’. Entonces me di cuenta y les pedí que levantaran la mano quiénes sabían quién era Rocky Balboa. Solo dos: Sebastian Kehl y Patrick Owomoyela. Ninguno más».

DISCURSO DE KLOPP

«¡Todo mi discurso fueron tonterías! Era el partido más importante de la temporada y quizá el más importante de la vida de algunos de estos jugadores. ¡Y yo gritando sobre tecnología soviética y sobre Siberia durante 10 minutos! ¿Te lo puedes creer? Tuve que empezar de cero.

Esto pasa a veces en la vida. Somos seres humanos. A veces, nos avergonzamos a nosotros mismos. Así es como es. Creemos que estamos dando el mejor discurso en la historia del fútbol, y en realidad estamos hablando completamente sin sentido. Pero nos levantamos a la mañana siguiente y nos vamos de nuevo».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!