Michael Eberwein, volante del Holstein de Alemania, puso en riesgo el triunfo sobre el Bochum sin estar en el campo de juego.

La cuarta jornada futbolera en fin de semana de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en los diferentes torneos. Estamos hablando de competiciones locales como la Serie A de Italia e internacionales como la Copa Conmebol Libertadores Femenina, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Michael Eberwein. Sucedió en la ajustada victoria del Kieler Sportvereinigung Holstein von 1900 (2-1) ante el Verein für Leibesübungen Bochum 1848 Fußballgemeinschaft, en partido valido por la jornada 11 de la Zweite Bundesliga de Alemania.

Video ThumbnailMichael Eberwein, volante del Holstein de Alemania, puso en riesgo el triunfo sobre el Bochum sin estar en el campo de juego. La cuarta jornada futbolera en fin de semana de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, que se vivieron en los diferentes

El penalti más ridículo del fin de semana, y probablemente de toda la temporada, se vivió este viernes en Alemania. Michael Eberwein, centrocampista del Kieler Holstein, tocó el balón en la línea final del campo y el árbitro pitó penalti a favor del Verein Bochum.

El árbitro, Timo Gerach, esperó a que el VAR le confirmara que el jugador suplente del Holstein había tocado el balón dentro del campo. Silvère Ganvoula sacó provecho de lo sucedido y marcó el tanto del descuento para el Bochum. Un penalti sin muchos precedentes, cometido por un futbolista suplente.

153Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!