Ángel asegura que el Superclásico Argentino no tiene ninguna comparación por la presión, la dimensión y la euforia que genera.

El ex-delantero colombiano ha vuelto a ser noticia en el fútbol mundial. Esta vez es por cuenta de una llamativa entrevista, concedida a ‘The Coaches Voice’, en la que asegura que el River-Boca es el mejor clásico del mundo.

Inicios de Ángel

«Yo nací siendo hincha del Atlético Nacional de Medellín. Mi padre y mi abuelo también lo eran. Así que no tuve poder de elección. Hice parte de las divisiones menores del club y debuté muy temprano en el primer equipo.

Por esas coincidencias y casualidades del destino lo hice en el equipo donde jugaban la mayoría de mis ídolos: René Higuita, Andrés Escobar, Barrabás Gómez. Era también el equipo base de la selección de Colombia. Hacer parte de un equipo exitoso con jugadores de tanto renombre y poder haber ganado un campeonato de liga tan joven con Nacional (1994) fue una introducción soñada para cualquier jugador.

Jugando la Copa Libertadores nos enfrentamos a River Plate un par de veces, y en esas ocasiones tuve grandes presentaciones. Un par de años después me firmaron. Así empezó mi carrera y mi periplo internacional».

River Boca Ángel

River-Boca

«Entre los grandes recuerdos de esa época están los partidos ante Boca Juniors. El clásico argentino no tiene comparación con ningún otro del mundo. No sé si hay alguno que tenga la presión, la dimensión y la euforia que genera este partido.

Todo lo que hay alrededor y lo que significa este partido para la sociedad, lo convierte en algo impresionante para sus aficionados. Y es una cosa que crece y crece con los años. Hacer un gol en un clásico también es casi que tener el reconocimiento eterno por parte de la hinchada. Ese momento particular es casi como poner un tatuaje o una firma indeleble en la historia de un club tan importante».

Retiro de Ángel

«Me retiré después de la final de la Copa Sudamericana justamente frente a River. Fue un momento también muy especial y un poquito difícil porque era la primera vez que volvía al Monumental después de tanto tiempo. Iba a jugar una final contra el equipo con el que tenía tanta afinidad.

La razón fundamental es porque creo que, independientemente del nivel en el que estés, hay que estar listo para el siguiente acto, sea en la parte técnica, la parte administrativa, en medios de comunicación. Pero en 2014, después de más de dos décadas como futbolista profesional, estaba contento y en paz con la decisión que tomaba».

8Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!