El extremo rumano, goleador y figura del Genk de Bélgica, lideró la igualdad ante el Koninklijke con su doblete de pena máxima.

La primera jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en los diferentes torneos. Estamos hablando de competiciones locales como la Liga Águila de Colombia e internacionales como la Copa Conmebol Libertadores, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Ianis Hagi. Sucedió en el emotivo empate del Koninklijke Racing Club Genk (3-3) ante el Koninklijke Sint-Truidense, en partido valido por la jornada 9 de la Jupiler Pro League de Bélgica.

Video Thumbnail

Ianis Hagi es uno de los jugadores más prometedores de Europa. Fue uno de los futbolistas más destacados del Europeo Sub-21 y, poco a poco, comienza a abrirse paso en el KRC Genk. Ante el Koninklijke Sint-Truidense completó su mejor actuación de la temporada.

El hijo del legendario Gheorghe Hagi asistió el primer gol y, acto seguido, demostró su dominio de ambas piernas. Primero anotó de penalti con la derecha, su teórica pierna buena. Curiosamente, su padre era zurdo. En el tercero fue donde sorprendió. Hagi marcó nuevamente de penalti, pero con la zurda.

6Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!