Alejandro Romero, volante del New York Red Bulls, se dejó llevar por la rabia y terminó expulsado por agredir con el balón a un aficionado.

La tercera jornada futbolera en días laborales de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales como la Copa de la Superliga Argentina e internacionales como la Copa Conmebol Sudamericana, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Alejandro Romero Gamarra durante el emotivo empata del New York Red Bulls (2-2) ante el Sporting Kansas City, en partido valido por la jornada 7 de la Major League Soccer de Estados Unidos.

Alejandro Romero, volante del New York Red Bulls, se dejó llevar por la rabia y terminó expulsado por agredir con el balón a un aficionado. La tercera jornada futbolera en días laborales de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas,

La expulsión más insólita de la semana, y probablemente de toda la temporada, se vivió este domingo en Estados Unidos. Alejandro Gamarra, centrocampista del New York Red Bulls, recibió la tarjeta roja por un pelotazo en la cara a un espectador.

El futbolista paraguayo, de origen argentino, reflexionó y pidió disculpas en redes sociales por su tarjeta roja: «No era mi intención. Mis disculpas de corazón. Estaba frustrado conmigo mismo y eliminé mis frustraciones de una forma inaceptable. Me encanta el fútbol y nunca querría faltarle el respeto», explicó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!