El volante argentino dejó en inferioridad numérica al Sevilla, en la caída ante el Girona, por agredir con los tacos a su colega Pere Pons.

La cuarta jornada futbolera en fin de semana de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales como la Premier League de Inglaterra, la J1 League de Japón y la Copa de la Superliga Argentina, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Éver Maximiliano David Banega durante la dolorosa derrota del Sevilla Fútbol Club (1-0) ante el Girona Fútbol Club, en partido valido por la jornada 35 de la Liga Santander de España.

Video Thumbnail

Éver Banega volvió a ser traicionado por su temperamento. El centrocampista del Sevilla, con antecedentes de conductas antideportivas, le clavó una desleal patada en el pecho a Pere Pons. El volante del Girona terminó con los tacos marcados.

Un golpe que no venía a cuento y que redondeaba una tarde negra del jugador argentino. No es la primera vez que Banega cae en estas salidas de tono. En cuanto al resultado, los locales se quedaron con el triunfo gracias a un solitario gol de Cristian Portugués.

5Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!