Federico Bravo, defensa del Atlético Patronato, vio la tarjeta roja directa por agredir a Rodrigo Braña, volante del Club Estudiantes.

La segunda jornada futbolera en fin de semana de febrero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales como la Premier League de Inglaterra e internacionales como el Sudamericano Sub-20 de Chile, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Federico Bravo durante la dolorosa derrota del Club Atlético Patronato de la Juventud Católica (1-0) ante el Club Estudiantes de La Plata, en partido valido por la jornada 18 de la Superliga de Argentina.

Video Thumbnail

Corría el minuto 37 del primer tiempo cuando tras intentar despejar, Federico Bravo, defensa central de Atlético Patronato, no vio venir a Rodrigo Braña, volante del Club Estudiantes, y le metió una brutal patada voladora directo al pecho.

Para suerte de Rodrigo, giró su cara justo a tiempo y en el gesto fue su mano la que se llevó la peor parte. La patada le causó un grave corte, fue atendido, curado y regresó luego al campo de juego. Quien no pudo jugar más fue Federico, expulsado con tarjeta roja directa.

26Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!