El cuerpo médico del Tottenham confirmó que el delantero inglés, su máximo goleador, tiene un daño en los ligamentos del tobillo izquierdo.

La tercera jornada futbolera en días laborales de enero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales que ya han regresado de las vacaciones como la Copa del Rey de España e internacionales como la Copa Asiática de Emiratos Árabes Unidos, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Harry Edward Kane durante el más reciente entrenamiento del Tottenham Hotspur Football Club previo al partido ante el Fulham Football Club, valido por la jornada 23 de la Premier League de Inglaterra.

El Tottenham no contará con su principal estrella los próximos dos meses. Los spurs confirmaron que Harry Kane se lastimó el tobillo izquierdo en el partido del pasado domingo ante el Manchester United y no podrá volver a entrenar hasta el mes de marzo.

El goleador inglés se perderá los octavos de la Champions ante el Borussia Dortmund y los partidos ante Chelsea, Newcastle, Leicester y Arsenal, entre otros. Como si fuera poco, no estaría disponible para la posible final de la Copa de la Liga o para más eliminatorias de la FA Cup.