El centrocampista camerunés confiesa que durante su paso por el equipo ruso no tenía casa, dejaron de pagarle y se estaba volviendo loco.

Alexandre Song ha vuelto a ser protagonista en el fútbol mundial por cuenta de una reciente entrevista, concedida al diario ‘The Telegraph’ de Inglaterra, en la que denuncia su calvario con el Rubin Kazán. Te dejo con las declaraciones de Song.

Fichaje

«Cuando firmé me dijeron que me darían una casa pero luego, pasaban los meses y no la tenía. Al final, me sacaron del hotel y tuve que vivir en la ciudad deportiva. En el club seguían diciéndome que tenía que esperar a que acabasen la casa. Un día hablé con una de las encargadas de diseñarlas y me dijo que nadie le había encargado nada.

Pasaba el tiempo sentado en mi habitación y nunca encendía la luz. Estaba siempre con mi ordenador, sin televisión siquiera porque no entendía nada al estar en ruso. Toda mi vida se basaba en un ordenador y un móvil y eso no es sano. Para ser honesto, no se ni por qué no encendía las luces».

Song Calvario Kazán

Deudas

«Creo que querían que los jugadores que decían que costaban mucho dinero se acabaran yendo y dejaron de pagarnos. El club me decía que el dinero llegaría a mí cuenta, pero eso nunca sucedía. Tienes hipotecas y más gastos y hay que seguir pagando. Tenía una hipoteca en Londres y el banco me preguntaba por mi dinero. Esa fue la peor parte».

Rusia

«Es un lugar agradable. Hay buenos restaurantes y la gente es agradable pero nunca salí porque no tenía amigos. Comía siempre en las instalaciones del club y siempre solo. Me estaba volviendo loco. No lloraba, pero estaba muy estresado.

Básicamente perdí un año de mi carrera en Rusia. Ahora, estoy jugando y feliz otra vez. Aquí todo ha ido bien. Está mi familia aquí conmigo».

15Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!