El delantero inglés, cuarto máximo goleador del año, no pudo evitar la caída ante el Wolverhampton pese a su anotación de media distancia.

La quinta y última jornada futbolera en fin de semana de diciembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad.

Dicho de otra manera, representada por los hechos más llamativos que han derivado de la acción en las distintas competiciones locales que todavía no han entrado en vacaciones como la Serie A de Italia y la Premier League de Inglaterra, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó en las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Harry Edward Kane durante la dolorosa derrota del Tottenham Hotspur Football Club (1-3) ante el Wolverhampton Wanderers Football Club, en partido valido por la jornada 20 de la Premier League de Inglaterra.

https://www.youtube.com/watch?v=CIlV-co5pR4

Todo lo que rodeaba al Tottenham era felicidad. 5 victorias en los últimos 5 partidos convertían a los spurs en el equipo más en forma de la Premier. Sus goleadas frente a Everton (2-6) y Bournemouth (5-0) infundían respeto y habían aupado a los de Pochettino al segundo lugar.

Un estado de euforia que hizo añicos el Wolverhampton ganando en Wembley. Harry Kane puso en ventaja a los locales con un soberbio golazo, pero Willy Boly, Raúl Jiménez y Hélder Costa le dieron la vuelta al marcador para beneficio de los visitantes. Tottenham se mantiene segundo con 45 puntos.