Una metamorfosis física y una mini pretemporada son algunas de las estrategias que utilizó el joven delantero para brillar en la Copa del Mundo.

Kylian Mbappé fue el jugador que mejor supo aprovechar el Mundial de Rusia 2018 para consolidar su carrera. La joven estrella del París Saint-Germain no solamente conquistó el preciado trofeo, sino que también, pasó de promesa a realidad.

Cuatro goles (uno de ellos en la gran final ante la Selección de Croacia) y una asistencia en siete partidos con la Selección de Francia son los números del mejor joven de la Copa del Mundo. Lo que muchos no sabían es que el atacante galo tenía el Mundial entre ceja y ceja. Estos son los 3 secretos del Golden Boy del Mundial de Rusia 2018.

1. La Rotación

Según el diario ‘Le Parisien’, Kylian Mbappé se centró en preparar la cita orbital una vez el París Saint-Germain ya no tenía nada que jugarse. El ex-AS Mónaco pudo respirar psicológica y físicamente.

«Cuando ganamos nuestro último título en París, me empecé a concentrarme en mi Copa del Mundo», expresó el propio futbolista de 19 años en rueda de prensa. El punta dejó de ser titular en los últimos partidos e incluso no fue convocado ante el SM Caen.

Secretos de Kylian Mbappé

2. Metamorfosis Física

Según su entorno esta temporada ha ganado una enorme cantidad de músculo, un salto considerable para un competidor cuyo cuerpo de atleta no está completamente entrenado. «Esta temporada, Kylian ha completado su crecimiento tras ganar otro centímetro. Pero su desarrollo muscular no ha terminado todavía. Él tendrá su desarrollo completado solo en un año y medio, alrededor de los 21 años.

«Para entonces, la parte superior del cuerpo se fortalecerá naturalmente. Los hombros se expandirán aún más, la musculatura y el revestimiento se terminarán de dibujar. Y mecánicamente, Kylian ganará velocidad, explosividad e incluso habilidad técnica», asegura el ex-jefe de reclutamiento de PSG.

3. Mini Pretemporada

Entre principios de abril y finales de mayo el atacante se regeneró a través de talasoterapia en París. La primera vez duró cinco días y posteriormente cuatro durante la segunda.

«Hice un trabajo individual y creo que estoy ganando impulso», dijo el joven galo después de pasar diez días en manos del personal del equipo francés. Finalizada la mini pretemporada, Mbappé alcanzó un 90% de sus capacidades y pudo convertirse en el Golden Boy del Mundial de Rusia 2018.

29Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!