Liverpool golea a Roma y se acerca a la final de la Champions

Con dos goles y dos asistencias de Mohamed Salah, el Liverpool FC se impuso (5-2) ante la AS Roma, en las semifinales de la Liga de Campeones.

Fue necesario esperar hasta bien avanzado el primer episodio para que llegaran las emociones al Estadio de Anfield y para que Mohamed Salah (minuto 36), pusiera en ventaja a los ingleses. El egipcio se perfiló dentro del área y clavó un golazo con la pierna izquierda. Por toda la escuadra, inalcanzable para Alisson. No se conformaron los del Liverpool y tampoco lo hizo Mohamed Salah (minuto 45), que también marcó el segundo de la noche. Despeje de Lovren, carrera y pase filtrado de Firmino, ganó Mohamed en velocidad y definió con categoría. Delante de Alisson, picó la pelota para que traspasara, con algo de suspenso, la línea de gol. Con esa doble diferencia en favor de los locales se marcharon los protagonistas al vestuario.

La segunda parte inició como terminó la primera: con gol del Liverpool. Esta vez fue el veloz Sadio Mané (minuto 56), el encargado de convertir todo en goleada. Balón largo de Arnold a la espalda de la defensa romana, llegó Salah, pisó área y regaló el gol a Mané, que esta vez no falló. Como si fuera poco, un par de acciones más tarde apareció Roberto Firmino (minuto 61), para echar más tierra de por medio. Otra vez la preparó Salah. Dentro del área, encaró, se escapó y regaló el gol a Firmino, que remató a placer. Ni parecida esta Roma a la que le eliminó al Barcelona.

Llegaron las modificaciones, los entrenadores movieron sus fichas, sin embargo, la dinámica del partido siguió siendo la misma. Otra vez se reportó Roberto Firmino (minuto 68), con el quinto de la inolvidable noche. Tiro de esquina botado por Salah, el balón llegó al centro del área y allí se impuso de cabeza el ariete brasileño. Llegó finalmente la reacción de la Roma y mucho tuvo que ver en eso Edin Džeko (81 minutos), que redujo las distancias. Balón largo de Nainggolan, se la comió Lovren y Dzeko, tras controlar con el pecho, marcó en el mano a mano con el portero el anhelado descuento.

Faltaba uno más para darle suspenso a la serie y así lo entendió Diego Perotti (85 minutos), que convirtió el segundo de los italianos. El argentino definió con mucha clase un penalti sancionado por el árbitro tras una mano de Milner dentro del área. Así las cosas, los dirigidos por Jürgen Klopp sacan una ventaja importante, aunque no definitiva, pensando en lo que será el partido de vuelta del próximo miércoles 2 de mayor en el Estadio Olímpico de Roma, con los hombres de Eusebio Di Francesco como locales.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!