Con goles de Salah y Firmino, el Liverpool FC se impuso (1-2) ante el Manchester City, en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Tal y como se esperaba, los locales salieron decididos a hacerse dueños de las acciones y buscar rápidamente un primer gol que llegó por intermedio del goleador Gabriel Jesus (minuto 2), tras una muy buena acción colectiva. Robó el balón Sterling a Van Dijk sobre la banda, luego la puso en el punto blanco de penalti a Gabriel que solo tuvo que superar a Karius con un remate de primera intención. Con esa diferencia mínima se bajó el telón de una primera función bastante entretenida en el lujoso Etihad Stadium.

Tras el descanso llegó la reacción del Liverpool y mucho tuvo que ver en eso el artillero Mohamed Salah (56 minutos), que impuso nuevamente la igualdad con otra rápida anotación. Combinación perfecta entre los atacantes rojos al borde del área, Salah filtró un pase a Mané que cuando iba a driblar a Ederson vio como le arrebataba el balón, pero por allí apareció otra vez Mohamed que superó a la perfección a Otamendi picando el balón.

Como si fuera poco para el Manchester City, un par de acciones más tarde apareció el otro goleador Roberto Firmino (76 minutos), para darle la vuelta al electrónico. Otamendi se durmió en defensa de manera insólita mientras pensaba en un pase y Firmino, que le estaba presionando, le robó el balón, encaró a Ederson dentro del área y le superó cruzándole el balón al palo más lejano.

Este resultado se suma al 3-0 del partido de ida y le permite a los dirigidos por Jürgen Klopp aumentar la diferencia en la serie, dar un golpe de autoridad sobre la mesa y clasificarse, sin ser el principal favorito, para las semifinales de la Liga de Campeones. Los hombres de Josep Guardiola, por su parte, se quedan nuevamente con las manos vacías y tendrán que concentrar todas sus energías en las jornadas finales de la Premier League de Inglaterra para tratar de asegurar el título.

11Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!