Gilberto Moraes, lateral derecho del Fluminense, fue expulsado con tarjeta roja directa después de esta peligrosa acción ante el Cruzeiro.

La cuarta jornada futbolera en fin de semana de abril ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Copa del Rey de España y la FA Cup de Inglaterra, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Gilberto Moraes Júnior durante la ajustada victoria del Fluminense Football Club (1-0) ante el Cruzeiro Esporte Clube, en partido valido por la segunda jornada del Campeonato Brasileño de Serie A. El defensa local enfureció a los jugadores visitantes tras disputar un balón dividido con un brutal patada a la altura de la cabeza.

Cuando el reloj marcaba los 15 minutos de la primera parte, el delantero Ricardo Alves lideraba un peligroso contragolpe del Cruzeiro tras un tiro libre a favor del Fluminense. Sin embargo, el lateral Gilberto Moraes, en su intento de frenarlo y quitarle el pelota, le propinó una criminal patada en la cabeza. El defensa elevó su pierna derecha casi dos metros y rindió homenaje a los tremendos puntapiés que se dan en las artes marciales. El árbitro principal, al ver la temeraria acción sobre el campo, decidió expulsar con tarjeta roja directa al agresor.

41Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!