Pierre-Yves y Mickaël Barreto, jugadores del Jeunesse Auxerroise de Francia, vieron la tarjeta roja directa por cogerse a golpes entre sí.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de marzo ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Superliga de Argentina y la Bundesliga de Alemania, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Pierre-Yves Polomat y Mickaël Barreto durante la dolorosa derrota del Association de la Jeunesse Auxerroise (4-1) ante el Unión Deportiva Quevillaise, en partido valido por la jornada 30 de la Ligue 2 de Francia. El par de compañeros visitantes sorprendieron a propios y extraños tras ser expulsados por una ridícula pelea entre ellos mismos.

En una surrealista escena que muy rara vez se ve en un campo de fútbol, dos jugadores del Auxerre llegaron a las manos. En el minuto 80, los compañeros Pierre-Yves y Mickaël Barreto se pelearon en pleno césped mientras el conjunto rival atacaba. Un jugador del Quevillaise, incluso, tuvo que acudir a separarlos para que el altercado no pasase a mayores, mientras el árbitro se vio obligado a expulsarles. Tras quedarse con nueve jugadores, el Auxerre, que perdía por 3-1, acabó encajando un cuarto gol en las postrimerías del partido.

48Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!