El delantero uruguayo lideró el triunfo ante el Rangers con esta tremenda anotación de pelota quieta a unos 30 metros de la portería.

La cuarta y última jornada futbolera en fin de semana de enero ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido actividad. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la acción en competiciones locales como la Bundesliga e internacionales como el Sudamericano Femenino, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Diego Forlán Corazo durante la escandalosa goleada del Kitchee Sports Club (7-0) ante el Hong Kong Rangers Football Club, en partido valido por la jornada 11 de la Liga Premier de Hong Kong. El atacante local se llevó todos los aplausos tras sentenciar el encuentro con un espectacular golazo de tiro libre.

El futbolista uruguayo demostró, a sus 38 años, que su calidad es inoxidable y que sus tiros libres siguen siendo peligrosos. Aunque el portero rival quizás pueda hacer más para evitar que el lanzamiento de Diego Forlán terminara en el fondo de la red, el golpeo fue sublime. El balón tomó la altura perfecta para superar la barrera y estamparse dentro del arco. El ariete charrúa marcó otra anotación y celebró así sus dos primeros dos goles en el fútbol asiático.

29Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!