Lucas Torreira, futbolista de Sampdoria, utilizó sus extremidades superiores para evitar que la pelota terminara en el fondo de la red.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de diciembre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Bundesliga e internacionales como el Mundial de Clubes, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Lucas Sebastian Torreira Di Pascua durante la dolorosa derrota del Unione Calcio Sampdoria (0-1) ante el Unione Sportiva Sassuolo Calcio, en partido valido por la jornada 17 de la Serie A de Italia. El delantero local sacó de quicio a los jugadores visitantes tras evitar un gol con las dos manos y no recibir ningún tipo de castigo por parte de los árbitros.

El colegiado pitó penalti a favor de Sassuolo, con el 0-0 en el marcador. Viviano, portero de la Sampdoria, detuvo el penalti lanzado por Politano. En el rechace, el uruguayo Lucas Torreira paró el centro con las manos para evitar que el balón llegar a un delantero rival. El árbitro no pitó ni un segundo penalti, ni siquiera pidió el VAR para revisar las imágenes. Una nueva polémica que envuelve a Italia en medio de la revolución tecnológica que atraviesa el fútbol.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!