Marco Asensio y Lucas Vázquez lideraron el sufrido triunfo del equipo merengue con un par de penas máximas bastante discutidas.

La cuarta y última jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa del Rey de España e internacionales como la Copa Conmebol Libertadores, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Ignacio Iglesias Villanueva durante la polémica victoria del Real Madrid Club de Fútbol (0-2) ante el Club de Fútbol Fuenlabrada, en partido valido por la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey de España. El árbitro central sacó de quicio a los jugadores locales tras desequilibrar el encuentro con dos penaltis bastante discutidos.

A diferencia de la temporada anterior, el Real Madrid B sufrió bastante para superar a un modesto equipo de la tercera división. Es más, los dirigidos por Zinedine Zidane tuvieron que esperar a que el colegiado les pitara dos polémicas penas máximas para poder decantar la balanza a su favor. Achraf Hakimi y Theo Hernández fueron los artífices de las dos supuestas infracciones que le permitieron al bicampeón de Europa salvar su debut en el torneo español.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!