El extremo holandés, figura del Spartak Moscú, lideró el triunfo ante los españoles con dos goles y dos asistencias de primer nivel.

La tercera jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la UEFA Europa League, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Quincy Promes durante la sorprendente goleada del Fútbol Club Spartak Moscú (5-1) ante el Sevilla Fútbol Club, en partido valido por la tercera jornada del Grupo E de la UEFA Champions League. El atacante local se llevó todos los aplausos tras sentenciar el encuentro con dos goles y dos asistencias que dejaron sin respuesta al visitante.

El habilidoso futbolista marcó la diferencia con sus internadas por la banda derecha, ni una floritura, durante los 90 minutos del compromiso. Todo un dolor de cabeza para la defensa sevillista por culpa de su potencia, velocidad y agilidad. Una vez iniciada su carrera fue casi imposible pararle y al final, se fue del estadio con un particular póker: dos goles y dos asistencias. Hoy en Europa todos están hablando de un tal Quincy Promes que la rompió en la Liga de Campeones.