El centrocampista brasileño lideró el triunfo del equipo español ante el FC Cartagena con este par de habilitaciones de espaldas.

La cuarta y última jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa del Rey de España e internacionales como la Copa Conmebol Libertadores, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Paulo Henrique Chagas de Lima durante la contundente victoria del Sevilla Fútbol Club (0-3) ante el Fútbol Club Cartagena, en partido valido por la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey de España. El volante visitante le robó un aplauso a los hinchas locales pese a sentenciar el compromiso con una doble asistencia de taco dentro del área.

El futbolista brasileño ayudó a Joaquín Correa a anotar el segundo gol tras una jugada enmarañada, dejando el balón con un toque sutil con el tacón para que el argentino lo colocara en el palo largo. La segunda asistencia de Paulo, también de tacón, fue de bella factura al acompañar el golpeo con todo el pie hasta soltar la pelota con el tacón y habilitar a Luis Muriel para el tercero de la noche. Brilló Ganso y goleó el Sevilla.