Timothy Weah, descendiente del ex-futbolista liberiano, lideró la clasificación de Estados Unidos con estas tres anotaciones.

La tercera jornada futbolera en fin de semana de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Superliga de Argentina y la Liga MX de México, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Timothy Weah durante la escandalosa de la Selección de Estados Unidos (0-5) ante la Selección de Paraguay, en partido valido por los octavos de final del Mundial Sub-17 de la India. El delantero norteamericano fue el verdugo de los guaraníes tras marcar tres de los cinco goles que los dejan fuera de competencia.

A sus 17 años, el futbolista de la cantera del París Saint-Germain e hijo del legendario George Weah, Balón de Oro en 1995 y ex-jugador de AS Mónaco, AC Milan y Chelsea FC, entre otros equipos, ha dado un salto de calidad. Su hat-trick impulsó a Estados Unidos, país en el que nació, a instalarse en los cuartos de final de la Copa Mundo. Timothy marcó los dos primeros tantos del compromiso y el último de la goleada que acabó con las ilusiones de los sudamericanos.