Sébastien Pocognoli, jugador del Standard Lieja, engañó al árbitro en primera instancia, pero gracias a las cámaras cambió de decisión.

La tercera jornada futbolera en días laborales de octubre ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Copa Águila de Colombia e internacionales como la UEFA Europa League, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por Sébastien Pocognoli durante la contundente victoria del Royal Standard de Liège (3-1) ante el Koninklijke Voetbalclub Kortrijk, en partido valido por la jornada 10 de la Jupiler League de Bélgica. El volante local puso las sombras en un juego lleno de luces tras ser captador por el VAR tratando de engañar al árbitro central dentro del área visitante.

Corría el minuto 61 del compromiso y el equipo de Memo Ochoa tenía el balón, Pocognoli logró acercarse y antes de sacar el disparo a portería, cayó en el área tras la presión del defensa, por lo que el colegiado marcó penal. La jugada fue revisada con el VAR y se determinó que no había sido falta. El juez consideró que el futbolista belga lo había querido engañar, recibiendo la tarjeta amarilla y como ya tenía una acabó siendo expulsado.

Video Thumbnail
49Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!