Javier Fernández, futbolista del Atlético Astorga, engañó a los árbitros de la manera más increíble tras un cruce con el portero.

La cuarta y última jornada futbolera en fin de semana de agosto ha estado marcada, como de costumbre, por las atajadas, golazos, jugadas y bloppers, entre otras cosas, que se vivieron en los diferentes lugares del mundo donde ha habido acción. Dicho de otra manera, representada por los hechos que han derivado de la actividad en competiciones locales como la Superliga de Argentina y la Eredivisie de Holanda, por mencionar algunas.

Uno de los sucesos que se presentó durante las últimas horas y que ha dado mucho de qué hablar en la prensa deportiva mundial es el protagonizado por el Javier Fernández Herranz durante la polémica derrota del Unionistas de Salamanca Club de Fútbol (3-0) ante el Atlético Astorga Club de Fútbol, en partido valido por la primera jornada de la Liga del grupo VIII de la Tercera División de España. El atacante local desató la furia de los visitantes tras engañar a los árbitros con un escandaloso piscinazo.

La controvertida jugada se produjo cuando Astorga ya ganaba por la mínima gracias a un gol marcador por Roberto Puente. En un ataque de los maragatos, Fernández penetró en el área y regateó al portero Carlos Molina. Aunque el delantero del conjunto verde sorteó al meta y siguió avanzando unos metros, acabó cayéndose sobre la hierba ante la incredulidad de los visitantes, acrecentada cuando el árbitro señaló el punto de penalti. Un piscinazo que genera indignación en el fútbol español.

ARVE Error: The video is likely no longer available. (The API endpoint returned a 404 error)

20Shares

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¡DÉJANOS TUS COMENTARIOS!