Souleymane Diawara, el jugador que fue a la cárcel después de lesionar a Cristiano

La carrera deportiva del futbolista senegalés se vio manchada por culpa de la extorsión y el par de meses que estuvo en presión.

Hay muchas cosas que no sabemos de nuestros ídolos; el pasado, su lucha infantil, sus sacrificios, sus ilusiones, su familia y un sin número de cosas que jamas imaginamos y que con su fútbol pasan a un segundo plano. Llamativo resulta saber que idolatramos a los futbolistas por su manera de jugar y no por su condición humana.

No es nada nuevo decir que detrás de cada jugador hay una gran historia de lucha y sacrificio que los propulsaron en su camino a la gloria y el reconocimiento mundial. Sin embargo, no todas las historias tienen un final feliz o que sirvan como ejemplo para los más jóvenes. También hay un sinnúmero de casos en los que el protagonista perdió su rumbo y terminó tomando el camino equivocado. Ese es el caso de Souleymane Diawara (Gabou, Senegal, 24 de diciembre de 1978), quien a sus 38 años ha vivido las verdes y las maduras.

Todo comenzó el día que el defensa africano quiso comprarse un coche y acabó pasando tres meses entre rejas. Los hechos sucedieron en 2015, mientras era jugador del Niza. Anteriormente, el potente zaguero había hecho carrera en Le Havre, Sochaux, Charlton Athletic, Girondins y Olympique de Marsella, donde alcanzó su mejor nivel. En el Santiago Bernabéu se le recuerda como el jugador que lesionó a Cristiano Ronaldo en sus primeros meses como madridista tras una dura entrada.

Souleymane Diawara

En 2012, Diawara quiere comprarse un Range Rover y contacta con un mecánico que le promete un negocio redondo. El jugador confía en él y le hace entrega de 50.000 euros en efectivo. Tras dos años sin cumplir su palabra, el estafador le ofrece una segunda operación para salir del paso. Por 10.000 euros más le vende un Porsche Cayenne. El problema es que se trata de un coche robado.

Souleymane se harta, y decide mandar a su hermano y cuatro amigos a la vivienda del estafador para recuperar su dinero. Según la denuncia del vendedor del coche, el grupo de individuos le agrede y le amenaza de muerte. La Policía detiene a Diawara como instigador del ajuste de cuentas. “Estaba durmiendo en casa, abrí la puerta a las seis de la mañana y era la Policía. Estás detenido por extorsión”, relató. Tras 11 semanas en la prisión de Baumettes (Marsella) volvió a ser libre y a ser jugador del Niza, su actual equipo.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!