Real Madrid derrota al Bayern Múnich y se ratifica en semifinales

Con hat-trick de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid se impuso (4-2) ante el Bayern Múnich, en los cuartos de final de la Champions League.

Fue necesario esperar hasta el segundo tiempo para que llegaran las emociones, llegaran los goles y con éstos la presencia de Robert Lewandowski (minuto 53′), que puso en ventaja al elenco bávaro. El artillero polaco, ausente en la ida por lesión, derrotó con mucha categoría a Navas desde los doce pasos. Robben ganó en velocidad, se filtró en el área y Casemiro, llegando tarde desde atrás, se llevó por delante al holandés. El árbitro estaba muy cerca y por eso no dudó en sancionar la infracción.

Parecía noqueado el Real Madrid y que se aproximaba el segundo tanto del Bayern Múnich, sin embargo, apareció el goleador Cristiano Ronaldo (76′ minutos), para igualar nuevamente la contienda. Contragolpe letal de los blancos. Condujo Carvajal hasta la frontal, Casemiro la puso suavemente en el área y Cristiano cabeceó de manual: duro contra el césped y directo a las redes. Nada pudo hacer Neuer.

Duró poco la alegría de los visitantes, en realidad muy poco, y mucho tuvo que ver en eso Sergio Ramos (minuto 77′), que marcó un increíble gol en su propia portería. Balón al área de Thiago, la bajó Müller con el pecho, no pudo despejar Carvajal, se la llevó Ramos por delante en su afán por despejar y no alcanzó a llegar Keylor. La pelota rodó en cámara lenta hasta llegar al fondo de la red y forzar que la serie se definiera en el alargue.

Ya en el tiempo extra y con los alemanes en inferioridad numérica por la injusta expulsión de Arturo Vidal, se hizo presente dos veces Cristiano Ronaldo (105′ y 110′ minutos), para marcar su hat-trick y sentenciar la llave en favor de los españoles. Primero aprovechó un centro de Ramos para controlar con el pecho y marcar de volea (en claro fuera de lugar), después una espectacular acción individual de Marcelo para empujar la pelota en el área chica con toda la portería a su disposición.

Faltaba uno más para concretar el triunfo del Real Madrid y así lo entendió el joven Marco Asensio (112′ minutos), que se graduó de crack en el torneo de clubes más importante del mundo. Corrida en solitario por el centro del campo. Se fue de dos rivales, entró en el área y marcó de tiro ajustadísimo. Y con la derecha. Sonora ovación del Santiago Bernabéu para la nueva estrella del equipo.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!